Ari Vatanen

Segunda entrega de una serie que hemos dado en llamar Death Wish. Sí, como en las pelis de Bronson (aquí se conocieron como Justicia Callejera). En la primera, pusimos el video de Lelouch conduciendo a toda pastilla por el centro de París.

Ahora le toca el turno a un auténtico mito del automovilismo ochentero (unque a estas alturas parece que reunir mito y ochentero en una única frase sea redundante, ya que con tanto revival todo lo de esa época lo es: Ari Vatanen. Y si por algo ha pasado a la historia este finlandés, es por este video promocional de Peugot con su subida al Pikes Peak. El video está lleno de momentos a recordar, como en el minuto 3:26, conduciendo a toda velocidad al borde de un barranco agarrando con una mano el volante y con la otra haciendo visera para poder ver algo, o unas cuantas curvas en las que pasa a centímetros del borde y está a punto de volver de nuevo hasta abajo mucho más rápido de lo que sube…

Pikes Peak es una especie de prueba de prestigio entre las marcas más famosas de coches. En los videos relacionados se pueden ver un montón de videos de autobombo hechos por los campeones de cada año.

Anuncios

Rendez-Vous à Paris

De vez en cuando me gusta jugar un ratito al Burnout Paradise ¹. Coger un coche y sentir la increíble sensación de velocidad conseguida en el juego, poner al límite mis reflejos esquivando el tráfico, conduciendo a velocidades de vértigo. Mientras recorres las calles de Paradise City, Bandit, el locutor de Crash FM, la radio del juego, va contándote anécdotas de la ciudad virtual en el que se desarrolla el juego, o curiosidades del mundo real. El otro día hizo un comentario sobre un corto que me tuvo bastante fascinado durante una temporada: C’etait un rendez-vous, de Claude Lelouch.

Lo único que se nos dice en el video es que se ha realizado sin ningún truco: una cámara montada sobre un Mercedes 450 (aunque en algunos sitios se dice que está rodado con el Ferrari 275GTB de Lelouch. En otros se dice que se rodó con el Mercedes, y el sonido es el del Ferrari para conseguir mayor efecto de velocidad), en una única toma, Lelouch mismo conduciendo el coche. Puro cinéma-vérité (este blog es entretenimiento, ¡pero también es didáctico!). En apenas nueve minutos, recorremos a toda velocidad algunas de las zonas más emblemáticas de París, desafiando cualquier norma de tráfico (¡puro Burnout, también!). Un corto que le encantará a todos aquellos que hayan visitado París, sin duda, una ciudad mágica, un amor a primera vista para el turista. Podrás volver a recorrer los Campos Elíseos, el Louvre, Montmartre, de una forma completamente nueva.


[1] En el artículo de la Wikipedia sobre el juego, dicen “with few loading times“, cosa que es totalmente falsa. El juego es increíble, pero en ocasiones llega a frustrar la cantidad de tiempo perdida con tiempos de carga: al mostrar el mapa, al ir al menú, cada vez que tienes un accidente, al empezar o acabar una carrera… Sin lugar a dudas, lo peor de este juego son esos larguísimos (e innecesarios) tiempos muertos que aparecen cada dos por tres.