El laberinto de Gante

Laberinto

Laberinto

Bélgica es un país lleno de curiosidades, y de exquisitas cervezas. De ambos temas ya hemos hablado por aquí. En una entrada contaba la leyenda sobre el Dragón de Oro de Gante, y hoy sobre otra de las curiosidades de esta ciudad: el laberinto del ayuntamiento.

Dentro de una de las salas del viejo ayuntamiento (Stadhuis), la Sala de Justicia, si nos fijamos en el suelo descubriremos unas baldosas blancas y negras distribuidas formando un extraño dibujo. Se dice que aquellos que querían reclamar justicia tenían que recorrerlo antes de poder hablar con los jueces o también que éstos podían condenar al culpable a recorrerlo unas cuantas veces, incluso de rodillas, a modo de penitencia. Ahora ya no hay que andar por ningún laberinto para tener acceso a la justicia, pero la burocracia convierte el asunto en algo más penoso si cabe… ¿acaso hemos avanzado?