Nuevos términos en la RAE

Viendo la tele el otro día me entero de que la Real Academia de la Lengua va a incorporar palabras como muslamen, rojillo y grafiti al diccionario.

A mi lo de muslamen me parece muy bien, espero que pronto se incorporen palabras como tetamen y mamellar… Espera, ¡si tetamen ya está! Era previsible entonces que muslamen acabara por aparecer.

Lo de rojillo, bueno ¿y fachilla? ¿Dónde está fachilla? Quizá lo que debieran hacer es repasar los significados de rojo y facha y no ir a definir diminutivos. Ellos sabrán.

Sin duda, el que más gracia me ha hecho ha sido grafiti:

grafiti.

(Del it. graffiti, pl. de graffito).

1. m. grafito (‖ letrero o dibujo).

¡Ole! ¿Y qué tenemos en grafito como primera acepción?

grafito2.

(Del it. graffito).

1. m. Escrito o dibujo hecho a mano por los antiguos en los monumentos.

2. m. Letrero o dibujo circunstanciales, de estética peculiar, realizados con aerosoles sobre una pared u otra superficie resistente.

Entonces, ¿para qué demonios se añade grafiti? Ya que lo añaden ¿por qué no ponen la segunda acepción de grafito como definición de grafiti? Además, ¿quiénes son los antiguos? ¿tu te imaginas a este de aquí abajo haciendo un grafiti?

Cthulhu, el antiguo

Cthulhu, el antiguo

Seguro que quedaría algo así:

Grafiti de los antiguos

Grafiti de los antiguos

Pero vamos, qué se podía esperar. ¿Habéis buscado alguna vez videojuego?

videojuego.

1. m. Dispositivo electrónico que permite, mediante mandos apropiados, simular juegos en las pantallas de un televisor o de un ordenador.

Cuando lo leí pense: “¿Entonces, qué es una videoconsola?

videoconsola.

1. f. Consola para videojuegos.

Evidentemente

Anuncios

Back from the grave

El zombi de la discordia

El zombi de la discordia

Ya ha pasado más de un año desde su muerte, pero parece que Michael Jackson sigue dando guerra y es que a sus herederos no les hace mucha gracia la versión zombi del músico que aparece en Plants vs Zombies.

No sé si conocéis este juego. Si no es así, deberías remediarlo ya y haceros con una copia (está disponible para PC, XBox Live Arcade, Mac OS X y iOS, con lo que podeis jugar en iPhone, iPad, etc). La mecánica del juego es muy sencilla, no es más que un tower defense en el que unas plantas defienden una casa de una serie de oleadas de zombis.

Y aquí enlazamos con lo dicho en el primer párrafo, por que el juego está plagado de referencias a la cultura popular, así que no podía faltar un homenaje a unos de los zombis más famosos de la historia, los protagonistas del videoclip de Thriller. Cuando apareció el videojuego Michael Jackson aún estaba vivo pero, tras su muerte, parece que el inocente homenaje se ha convertido en una sórdida ironía, lo que no ha sentado demasiado bien entre los herederos del cantante, que han pedido a PopCap, los desarrolladores del juego, que lo retiren de la próxima versión.

Dioses a la venta

Me pasa un colega este enlace de www.somethingawful.com sobre dioses a la venta para disfrute de todos.

Creo que mis preferidos son el Deus Ex Machina (quiero que me resuelvan la vida, la verdad) y el Great Worm (me encanta eso de que en sus excrementos va la semilla de la nueva generación de vida, jojojo).

Power Balance y hombros dislocados

El otro día, en el Reaper de los Bajos de Argüelles, llegó un colega con el brazo en cabestrillo. A la evidente pregunta de qué demonios le había pasado contesta que estaban “probando” una Power Balance y a la vista de los resultados y entre bromas comprobamos su “eficacia”.

Para los que no sepáis lo que es voy a trascribir lo que pone en su sitio web:

¿Qué es Power Balance?

Power Balance es Tecnología de Rendimiento diseñada para cooperar con el campo de energía natural de tu cuerpo. Creado por atletas, Power Balance es un favorito entre los atletas de élite para quienes el equilibro, la fuerza y la flexibilidad son importantes.

¿Cómo funciona el holograma?

Power Balance se basa en la idea de la optimización del flujo natural de energía del cuerpo, similar a los conceptos de varias filosofías Orientales. El holograma en Power Balance está diseñado para resonar y responder al campo de energía natural del cuerpo.

Resulta que, a la mañana siguiente, lo comento con mi hermana que es deportista y me dice que “conoce a gente que le va muy bien”. Y yo, en un primer momento, pienso que esa gente es imbécil. Pero claro, al pensarlo bien me doy cuenta de que es posible que esté llamando imbécil a personas que no lo merecen. Supongo que el germen de la imbecilidad se encuentra en la ignorancia, porque uno lee holograma, resonar, flujo de energía, equilibrio y filosofía Oriental en una misma frase y se siente mucho más zen. Luego el ignorante paga 35 pavos por comprar filosofía en potencia y se lo enseña a sus amigos sintiéndose mucho más cool y los colegas del ignorante confían en los que les dice su amigo (total, no gana nada mintiéndoles, si le dice que va bien, por algo será) y lo compran. A esto súmale esa frase publicitaria que afirma “haber diseñado por atletas” pero que omite el “que desean enriquecerse” y ya tienes todo el negocio montado.

Mucho se ha dicho del caso de Power Balance, yo me enteré gracias a este artículo de Maikelnai que os recomiendo leer y me uniré al escarnio del producto de una forma que espero sea entretenida y original. Y es que todo está en el conocimiento de las palabras (al menos en este caso), una cuestión de semántica y connotaciones populares de los términos publicitarios empleados así que os voy a ilustrar usando videos lo que estáis leyendo. Luego lo leeis otra vez a ver si os reís de vergüenza ajena y entendéis mi punto de vista.

Esto es la resonancia:

Esto es un holograma:

Activad la transcripción de subtítulos (último apartado) que es bastante buena. Lo que viene a decir el video es que el holograma es un conjunto de fotografías usando láser sobre la misma película. Es más, podéis ver una simplificación del proceso de creación de un holograma en Wikipedia.

Aquí una muestra de algunos hechos a mano (de manera bastante original) en el siguiente video:

Y la explicación por si quereis perder el tiempo en ello:

Por si las moscas, esto es un láser:

y esto es Pink Floyd, (por si las moscas también):

Volviendo al tema, le toca el turno a equilibrio, fuerza y flexibilidad:

Y por último el campo natural de energía del cuerpo

¡Oh! No hay nada. ¿Y sabeis por qué? Porque no existe.

Podeis buscarlo si os pica la curiosidad y lo que sí vereis será el aura de esoterismo que rodea a todos los videos. A mi, el que más me ha gustado ha sido este (y aun no sé cómo he llegado a él):

Por cierto, el aura o el campo de energía es eso amarillo que brilla alrededor de Goku hacia el final de vídeo.

Ahora leed la descripción y tratad de imaginar cómo una foto 3D vibra en la frecuencia natural de algo que no existe. Chungo, ¿eh?

Por cierto, si queréis probar cosas extrañas, de similar precio y, desde mi punto de vista, algo más útiles (al menos os reiréis un rato) yo os recomiendo esto y esto otro.

Por su puesto mi colega no se dislocó el hombro porque le pusieran una Power Balance pero ahí queda la anecdota.

Segundo número de Sci-Fdi

Sci-Fdi

Sci-Fdi

Hace ya seis meses que anunciaba por aquí la aparición del primer número de Sci-Fdi, la revista de ciencia ficción de la Facultad de Informática de la Complutense. Y como habíamos propuesto sacar un nuevo número casa seis meses ya era hora de publicar el segundo. Si quereis leerlo, aquí va este enlace al número de julio de 2010 de Sci-Fdi.

El primer número fue toda una aventura, publicado sin saber si iba a ser leído por alguien o fracasaría vilmente pero, afortunadamente, ha tenido una acogida estupenda, con un montón de buenas reseñas en blogs dentro y fuera del fandom español. Además nuestra llamada a la participación ha sido un éxito y hemos recibido un montón de relatos y colaboraciones.

Como toda aventura, ha tenido sus momentos de riesgo. El lanzamiento del primer número tuvo unas cuantas dificultades, al fin y al cabo, éramos novatos en esto de la edición de revistas. En este segundo número los problemas han sido otros, ya que si en el primer número teníamos unos cuantos relatos y artículos preparados de antemano, para este hemos tenido que buscar nuevos colaboradores y llevar a cabo un proceso de selección entre todos los relatos recibidos, cosa nada fácil: tirones de pelo, insultos, apuestas, discusiones rechinando los dientes en habitaciones sombrías, en fin, una auténtica carnicería donde cada editor defendía con uñas, dientes y trucos dialécticos sus relatos favoritos.

Finalmente, llegamos a una solución pacífica, aunque aprovecharé para hacer trampas desde aquí y decir que mis relatos favoritos son Paulina, de Laura Ponce y Simeón el estilita, de Mario García Bartual. Pero el resto también son buenos relatos, si no no estarían ahí. Y no sólo relatos. En el primer número tuvimos un excelente ensayo sobre Ballard escrito por Miguel Valero, y ahora tenemos uno sobre otro de los titanes de la ciencia ficción, Ray Bradbury, y su etapa como colaborador con la editorial de cómics EC escrito por Emilio Fernández. Y, amigos, el autobombo es cosa fea, pero ya que estoy metido en harina recomendaré la lectura de mi colaboración con la revista: un articulillo sobre 2010, Odisea dos. En principio iba a limitarme a participar como editor, pero una de las colaboraciones con las que contábamos para la revista se cayó a última hora, así que tuve que ponerme las pilas y, en apenas tres o cuatro días, releer la novela de Clarke y escribir un texto de casi 3.000 palabras. Si os gusta este texto, achacadlo a mi genialidad y si os parece deleznable, achacadlo a la prisa con la que fue escrito.

Espero que disfruteis de este nuevo número de nuestra revista, y que dentro de seis meses aparezca un tercero.